IUC en Lanzarote propone una planificación urgente y participativa sobre el modelo de ciudad en Arrecife

Las Palmas de Gran Canaria, 31-07-2017. Ante la movilización existente por parte de ciertos sectores y administraciones públicas, Izquierda Unida Canaria (IUC) en Lanzarote llama al conjunto de la sociedad lanzaroteña a no perder de vista las prioridades sociales en Arrecife, y muestra su preocupación por la ordenación del tráfico en la capital de la isla, abogando por un llamamiento a la cordura que deje de lado la incongruencia política que impregna este asunto.

IUC defiende la importancia de humanizar la ciudad abriendo un proceso participativo con toda la ciudadanía de la Isla para generar un Plan que contemple la accesibilidad, la convivencia, el tejido económico local y el compromiso con la conservación del medio ambiente. Por ello, IUC reclama seriedad y compromiso a todas las partes implicadas. Muchas de las medidas que se están debatiendo tienen carácter cortoplacista, basadas en intereses que no atienden al beneficio colectivo, y dando lugar a argumentos a favor y en contra que para nada tienen en cuenta el desarrollo futuro de la urbe y de su población.

Un Arrecife decidido por todos sus habitantes en base a la exposición de un plan que modernice la ciudad con una visión amplia para las próximas décadas, un plan que haga que la movilidad por la ciudad sea más humana,  limpia, sostenible, atractiva y, sobre todo, práctica, es posible. Un plan así no saldrá ni de una concejalía ni de una sola persona ni del capricho de un solo grupo político. Esta planificación deberá emanar del consenso de todas las fuerzas e ideas políticas y sociales basándose en los criterios aportados por la población e implementados por técnicos especializados. Será un plan que resuelva problemas y no genere otros nuevos.

La consulta popular, aprovechada por todos los Grupos políticos que conforman la Corporación del Ayuntamiento de Arrecife y del Cabildo de Lanzarote es, a juicio de IUC, prematura, y no garantiza la defensa del interés general por cortoplacista y contaminada.

IUC invita a todas las fuerzas sociales y políticas a aportar iniciativas para que la solución a la movilidad de la Avenida Marítima no constituya un hecho aislado, sino una respuesta coherente e integrada en una planificación dirigida a modernizar globalmente la capital de la Isla en beneficio de su población.