Entrevistamos a 3 concejalas por el Día Contra las Violencias de Género

Entrevista a tres concejalas de Izquierda Unida Canaria a colación del 25N, con puntos de vista diferentes desde el ámbito geográfico: concejala de área metropolitana, concejala de municipio del norte y concejala de isla no capitalina

Santa Cruz de Tenerife a 21-11-2017. Desde IU hemos querido ofrecer la visión que tienen nuestras concejalas sobre la situación actual política y la forma en que tienen las mujeres de sobrellevarlo en una sociedad machista en el Día Internacional contra la Violencia de Género.

Fátima González (FG), concejala de Izquierda Unida dentro de la coalición ‘Unid@s se puede’, Melania González (MG), concejala de IU en Los Realejos y Mariela Rodríguez (MR), concejala de IU en el municipio de Los Llanos de Aridane en la isla de La Palma nos cuentan en primera persona y con perspectiva de género como viven la política institucional en las circunscripciones en las que se presentaron en mayo de 2015.

 ¿Cuáles son los principales problemas con los que te has encontrado a la hora de asumir tus funciones como concejala? ¿Son machistas las Fátima-González-720x380instituciones?

FG: Una de las principales dificultades que he tenido para desarrollar mis responsabilidades de cargo público ha sido la conciliación, familiar, laboral, familiar y política. Se trata de un puzzle donde es difícil que encajen todas las piezas. Otra de las dificultades es el cuestionamiento constante que sufrimos muchas mujeres y la invisibilización. Con respecto a si son o no machistas las instituciones, he de contestar que mayoritariamente si lo son, y lo son por muchos motivos. No podemos olvidar que las instituciones en muchos casos son cómplices del sistema patriarcal. Algunos ejemplos de ello, es la poca importancia que se les da a las políticas de igualdad, prevención de violencias, etc. en muchas instituciones. Asimismo, y sin ir más lejos la normalización e impunidad en muchos casos de conductas machistas en la propia función pública.

MG: He apreciado algunas posiciones supremacistas por parte de algunos concejales y la sorpresa de algunos vecinos y vecinas cuando me encuentran en el despacho y pensaban encontrarse a un hombre. Las instituciones son machistas ya que la sociedad y el sistema capitalista lo es, la cuestión es si las instituciones municipales están actuando para hacer un cambio real y no taparlo con una charla o una lectura de manifiestos dos veces al año.

MR: Es machista la sociedad, así que en las instituciones se reproducen determinados roles y comportamientos seguro. Falta mucho análisis sobre materia de genero dentro de las instituciones, y es una asignatura pendiente que debemos afrontar. No son muchos los ayuntamientos que han incorporado la perspectiva de género al análisis de sus presupuestos, sus políticas, las relaciones laborales y todos los ámbitos que abarcan desde las instituciones. El  principal problema fue el vértigo inicial de empezar en un mundo desconocido como es la política desde las instituciones. Hay mucho que aprender, normativa que conocer, procedimientos, etc. y la verdad no me lo esperaba, de ahí lo del vértigo inicial. Pensé que no iba a aguantar ni un año, ni ser capaz de defender una moción en el pleno. Ahora a mitad de la legislatura y con todo el trabajo realizado, veo que ha merecido mucho la pena porque hemos ido consiguiendo cosas desde la oposición y seguiremos en esa línea de trabajo por los vecinos.

  • Como concejala y mujer, ¿has percibido cambios importantes en tu manera de ver la política desde dentro de la institución? Mariela_foto_Los_Llanos_de_Aridane

FG: Lo cierto es que llevo muchos años participando en política, pero es la primera vez que lo hago desde una institución. Aunque sé que muchos objetivos que nos proponemos requieren muchos esfuerzos, otros no tanto. Ha faltado voluntad política principalmente para los temas que nos interesan a la mayoría social como son los problemas de vivienda, servicios sociales, educación, etc.

MG: Sí, todo se complica más a la hora de poder hacer mejoras en el municipio por la burocracia y la falta de convicción política de los grupos gobernantes.

MR: En realidad empecé a ser consciente del cambio de mi punto de vista de la política unos años antes de empezar a militar. Debido a mis estudios comencé a ver asignaturas como economía desde un enfoque más crítico y este cambio de visión me motivó a empezar a militar activamente y desembocó en que me presentara en una lista electoral.

  • ¿Crees que se les da la misma importancia a los asuntos planteados por las concejalas que a los planteados por los concejales, independientemente del partido?

FG: Como norma general no, y esto es debido principalmente porque los asuntos que más relevancia obtienen son los más polémicos o más atractivos. Un ejemplo es cuando en un pleno municipal los temas que más destacan o se extienden más son los más polémicos y no de los problemas que vivimos la mayoría de los ciudadanos o ciudadanas como la violencia de género o los desahucios.

MG: En mi caso, sí, aunque es verdad que en el Ayuntamiento de Los Realejos a la oposición no se le hace ningún caso, independientemente que sea mujer o hombre, es meramente ideológica.

MR: En nuestro caso concreto que somos dos concejales, un hombre y una mujer, no he notado esta distinción. Normalmente el voto viene condicionado porque no comparten el fondo de la moción y eso es más cuestión de ideología que cuestión de quien presenta y defiende la moción.

  • ¿En qué medida siguen existiendo tópicos de género en la política, como el creer que determinados puestos son más “propios” para las mujeres que otros?

FG: Siguen existiendo tópicos, aunque es verdad que en algunos casos están más difuminados. La realidad es que perduran y uno de los motivos son las diferencias de género en la participación efectiva en la política, es decir, existe una brecha de género en la participación. Aunque en el ámbito institucional si bien es cierto que la política de paridad ha conseguido que nuestro país tenga una de las mayores proporciones de mujeres ocupando cargos públicos subyacen otros elementos como el cuestionamiento de las capacidades de las mujeres en un espacio predominado principalmente por hombres. Lamentablemente somos mayoritariamente las mujeres quienes seguimos asumiendo responsabilidades como los cuidados, trabajo doméstico, etc. Lo que hace que no tengamos ese tiempo que se exige para formar parte o participar más en los órganos de decisión.

MG: En este caso si es verdad que sigue existiendo estos tópicos, sobre todo en la repartición de las concejalías y de las comisiones. Aunque tengo que decir que particularmente yo voy a todas y en algunas reuniones he sido la única concejala que ha estado.

MR: Sí que siguen existiendo. Por ejemplo, cuando las noticias enfatizan que una mujer sea la primera mujer en un área de relevancia, esto no debería ser así en una sociedad igualitaria, y es por eso por lo que existe la lucha feminista, que busca de la igualdad real entre géneros; si bien es verdad que hay áreas históricamente asociadas la mujer, como son fiestas, cultura y servicios sociales. Por lo menos en nuestro ayuntamiento creo que mayoritariamente las han desempeñado mujeres. Y lo mismo en otras áreas como obras, hacienda o urbanismo que suelen ser copadas por hombres.

  • ¿Cómo afecta la perspectiva de género a la política? ¿Hay una forma diferente de ver la realidad o una preferencia por determinados temas?

Melania_foto_Los_RealejosFG: La perspectiva de género es ver las cosas de otro modo, ver la vida desde el punto de vista de las mujeres, tener en cuenta, un aspecto que generalmente la vida cotidiana no se tiene en cuenta. Visibilizar las desigualdades, visibilizar nuestra realidad, visibilizar nuestras demandas y, en consecuencia, ver la vida desde otro ámbito. Nunca podría separar la política de la perspectiva de género y en consecuencia del feminismo puesto que ambos conceptos se retroalimentan y se necesitan. El hecho de que mires con otra mirada, con una diferente a la del patriarcado que es la que generalmente nos venden, hace indudablemente que puedas entender las desigualdades de trato y de oportunidades y por tanto de luchar por una sociedad más justa. Mirar con perspectiva de género implica ver las injusticias y desgranarlas, ver y entender las injusticias. Todo ello es el motor para poderte empoderar y luchar. Considero que el feminismo no se puede desprender nunca, de ningún tipo de participación, de la participación política, en la vida cotidiana, en ninguna esfera de la vida me podría desvincular del feminismo. Porque necesitamos mirar la vida, desde un punto de vista más objetivo, más real y más justo. Por eso necesito y necesitamos tener una mirada feminista. Para que realmente tengamos una situación mucho mejor las mujeres, estemos más dignificadas, nos visibilicemos y seamos tratadas de una manera igualitaria, no nos podemos desprender de los ideales feministas. Por lo menos yo no lo concibo.

MG: Actualmente no afecta en nada porque no se tiene en cuenta, se pone en todos los documentos políticos, pero no pasan de ahí. Si se tomara en cuenta daría un vuelco completo a la política actual que conocemos. Actualmente a otras preferencias de los partidos que gobiernan y de las multinacionales que los gobiernan a ellos, ya no somos personas somos números y estadística, se intenta eliminar el pensamiento de comunidad.

MR: Falta mucha información y análisis en la actualidad, hay áreas destinadas a igualdad pero que se limitan a una actividad de conmemoración del día de la mujer y poco más no se le dota de contenido. O no se hace un análisis de género es cuestiones como las ofertas de trabajo públicas, partidas presupuestarias, ver cómo afecta desde el punto de vista de género las políticas que se ponen en marcha desde el ayuntamiento. Supongo que tenemos mucho desconocimiento de base sobre cuestiones de género, yo la primera, pero la diferencia está en el interés que le puedes poner en aprender, y darte cuenta de que la cuestión de genero está presente en el día a día y en todas las facetas de la sociedad.

  • ¿Son los problemas de las mujeres un aspecto destacable en las políticas públicas de tu ayuntamiento? ¿En qué medida?

FG: Lamentablemente no son los prioritarios, y ello, tal y como se ha comentado anteriormente se debe principalmente a esa falta de perspectiva de género en las formas de hacer política.

MG: No, por lo menos en todos los ámbitos no. Se le da la importancia si tiene que ver con bienestar social, pero no en empleo, ni en políticas reales en violencia machista o en la prevención en la adolescencia, ni en el medio rural.

MR: Muy poco o nada, aunque ha aumentado un poco la preocupación las políticas y acciones que se realizan son continuistas y muchas veces el ayuntamiento deja que recaiga la actividad vinculada a los problemas de la mujer a las asociaciones existentes en el municipio, cuando debería ser un trabajo conjunto y ser el ayuntamiento el que desarrolle más acciones.

  • ¿Qué cuestiones, relacionadas con las mujeres, señalarías como más importantes en tu municipio? ¿Qué políticas se están tomando o se pueden tomar desde IUC para que la sociedad les preste más atención?

FG: En nuestro municipio uno de los aspectos más importantes ha sido el desarrollo y el inicio de la puesta en marcha del Plan de Igualdad y la activación del Consejo de la Mujer, los cuales estaban inactivos desde hace años. Ha sido principalmente la presión de los colectivos feministas y de la oposición, que han puesto el tema sobre la mesa en muchas ocasiones. Ahora nuestro trabajo es conseguir que se doten presupuestariamente dichas acciones para que las ideas salgan del papel y se puedan llegar a realiza. En este sentido, IUC debe continuar con su línea de trabajo, pero siempre escuchando a los colectivos feministas y/u organizaciones.

MG: Cuestiones que hay que resolver es el aumento de casos de violencia machista, el aumento de desempleo, el aumento de violencia verbal a las adolescentes y el abandono de empoderamiento en el medio rural. Desde IUC, además de realizar talleres en conjunto con el Área de la mujer de Tenerife, sacar publicaciones informativas o relevantes para las mujeres del municipio. Institucionalmente, preparamos propuestas al mismo tiempo que solicitamos en los presupuestos partidas reales para que las mujeres del municipio puedan tener una igualdad real en la sociedad. Aunque reconozco que podríamos trabajar más y es lo en lo que nos vamos a centrar en los años próximos.

MR: Supongo que son las más importantes aquí, y en el resto del país. Principalmente señalaría los problemas vinculados a la violencia de género en todas sus facetas, los problemas de conciliación de vida laboral con las tareas de cuidados y directamente los problemas de acceso al mercado laboral. A nivel municipal hemos propuesto campañas de concienciación y charlas sobre la materia y nuestro apoyo a todas las campañas a nivel nacional. Creo que es muy importante la divulgación de los servicios existentes para la mujer tanto los que ofrece el ayuntamiento como las instituciones supralocales. Izquierda Unida como partido feminista tiene un amplio abanico de propuestas para combatir la violencia de género, como partidas específicas para su protección y acompañamiento, medidas que faciliten la reincorporación al mercado laboral, medidas conciliación familiar y un largo etc. a parte de la lucha para que la violencia de género sea considerada cuestión de Estado.

  • Ante el aumento de crímenes machistas durante los últimos años se ha generado una petición de que la violencia de género sea considerada una “cuestión de Estado”. ¿Qué se puede hacer en las instituciones públicas municipales para evitar esta lacra?

FG: La violencia machista tiene que ser una cuestión de Estado y para ello es imprescindible la implicación de todas las instituciones y entre ellas la administración más cercana a la ciudadanía como es el ayuntamiento. Lo primero dotar económicamente los planes de igualdad si lo tienen y si no desarrollarlos. Invertir para prevención, protección, sensibilización y lograr que no sea un área aislada, sino que forme parte de la propia dinámica del Ayuntamiento.

MG: Las Instituciones Municipales tienen la obligación de exigir al Gobierno de la Comunidad y al Nacional que se actué ya con medidas adecuadas para que no nos asesinen. Además, es su deber como Institución más cercana a las ciudadanas y ciudadanos que hagan políticas de prevención para todas las edades y tenga una concejalía y un Consejo Local solo para mujeres donde tenga un espacio para tomar decisiones.

MR: Presionar para que dicho pacto sea una realidad y sea un área donde no se recorte ni escatime en recursos. Yendo más allá, informando desde edades tempranas de lo que puede ser unas actitudes de control por parte de tu novio, que es el micromachismo, saber que puedes encontrar apoyo, la importancia de la denuncia, se puede hacer mucho más de lo que se hace eso es seguro.

  • ¿Has percibido cambios en las mujeres en los últimos años, con respecto a este tema? ¿Con qué aspectos relacionarías esos cambios, tanto en sentido positivo como negativo?

FG: Realmente creo que no tanto como quisiéramos y lo más preocupante la normalización de la violencia por parte de la sociedad. No obstante, y como contraposición, me gusta la reacción de mujeres que no permanecen inmóviles ante las injusticias y eso motiva sin duda, ya que somos muchas las que queremos cambiar las cosas. En este sentido, también es importante el apoyo que nos dan compañeros. En la lucha por la igualdad ganamos todas y todos.

MG: Sí, cada vez salimos más a la calle a reivindicar nuestros derechos y los deberes de las instituciones, aunque también hay que reconocer que queda mucho trabajo por delante.

MR: Si muchos, y lo vincularía al acceso a la información y a la visibilización de nuestras realidades. Ahora debatimos cuestiones que antes, por aspectos sociales se consideraban normales para una mujer, por ejemplo, el hecho de que seas madre y quieras desarrollar plenamente tu carrera laboral, antes era criticado ahora se trabaja para que sea una realidad la conciliación laboral. Se debaten abiertamente muchos más temas. Sin embargo, en relación con la violencia de género algo estamos haciendo mal como sociedad cuando se multiplican los casos de asesinato.

  • ¿Qué actividades organizarías para el Día Internacional Contra la Violencia de Género?

FG: Se me ocurren muchas, pero independientemente de las actividades o actos en cuestión, se necesitan proyectos que visibilicen nuestra realidad, creen conciencia, despierten motivaciones y eviten normalizar la violencia que sufrimos diariamente las mujeres. Nos están acosando, agrediendo y matando, estamos hablando de uno de los problemas más graves de nuestra sociedad y muchas personas no lo perciben así.

MG: No organizaría ninguna actividad, ya que considero que las actividades y las políticas sobre violencia machista tienen que ser durante todo el año.

MR: A parte de la concentración que se hace como en otras ciudades, creo a nivel pedagógico llevaría a los institutos casos reales de mujeres que la han sufrido para que cuenten su realidad. Suelo optar por acciones divulgativas y de debate porque creo que son las que más rápido pueden hacerte abrir los ojos, por ejemplo, para motivarte a trabajar en uno mismo sobre el machismo, ya que sin ser conscientes cada uno como individuo reproducimos conductas machistas sin darnos cuenta por que las tenemos tan interiorizadas que no nos damos cuenta de que somos machistas muchas veces.