Categoria: Sanidad

IUC denuncia que en Canarias 195.500 personas no pueden comprar medicamentos recetados

Ramón Trujillo, coordinador de Izquierda Unida Canaria (IUC), denuncia que Canarias es la comunidad autónoma con mayor porcentaje de población que, por motivos económicos, ha dejado de tomar medicamentos recetados. En el Archipiélago hay 195.500 personas afectadas por esta situación de desprotección.

 

ramon-trujilloSanta Cruz de Tenerife, 17 de mayo de 2018. El último Barómetro sanitario señala que el 11,3 de la población canaria mayor de edad no puede costearse los medicamentos prescritos. La siguiente comunidad con peor registro es Andalucía, con un 7,2% de su población en idéntica situación, mientras que el promedio estatal es del 4,7%. Si comparamos con Asturias, la comunidad autónoma con mejor situación, vemos que Canarias multiplica 37 veces su ratio de población que, por motivos económicos, no compra medicamentos recetados.

Trujillo advierte que las carencias sociales en Canarias son mucho más intensas que en el resto del Estado. Por tal motivo, habría que reorientar una parte de los nuevos recursos de financiación que está recibiendo el Archipiélago hacia las prioridades reales, si queremos resolver las graves carencias que sufre nuestra ciudadanía.

El portavoz autonómico de IUC considera que en Canarias debe abrirse un debate para determinar nuevas prioridades presupuestarias y, asimismo, garantizar el derecho a la salud y mejorar las políticas públicas imprescindibles para asegurar unos niveles mínimos de calidad de vida.

 




hospital

IUC apoyará las movilizaciones por una Sanidad pública, gratuita y de calidad

La Marea Blanca convoca para este sábado 19 de mayo movilizaciones en las islas contra los recortes en sanidad y por la mejora de un sistema público de calidad

Santa Cruz de Tenerife a 16-05-2018. Sanidad ha sido una de las áreas más desmanteladas por la crisis financiera creada por las oligarquías estatales. El personal, que trabaja bajo mínimos, ha hecho lo imposible para ofrecer a la ciudadanía una atención médica adecuada. Sin embargo, a pesar de estos esfuerzos, resulta imposible garantizar una buena atención sin recursos suficientes, con poco personal y pasillos abarrotados.

Las listas de espera, de las que el Gobierno de Canarias ha llegado a alardear de haber reducido, son una de las muestras de estancamiento del sistema. La permanencia durante meses e incluso años en estas listas ha provocado que gran parte de la población opte por recurrir a seguros y clínicas privadas. Incluso, a la hora de reducir estas listas, han instaurado el sistema de “citas telefónicas” en especialidades como ginecología, por lo que una mujer ya no acudiría al menos una vez cada dos años a una revisión ginecológica, sino que de solicitar una revisión rutinaria, tendría un encuentro meramente telefónico con la especialista.

Detrás de esta pérdida de atención personalizada se esconden intereses puramente económicos que buscan favorecer los intereses de la sanidad privada y se ignoran las necesidades sanitarias de la ciudadanía, por lo que la prevención y detección de enfermedades quedan al margen.

Sobre todo, el cierre de determinados servicios es clave para entender el desmantelamiento de la sanidad pública, sin ir más lejos, el cierre de las urgencias pediátricas en el Hospital del Norte de Tenerife por “falta de pediatras” o la supresión de las partidas para radioterapia en Fuerteventura.

Izquierda Unida Canaria anima a la población a acudir a las convocatorias de movilización de la Marea Blanca en Canarias para defender el sistema público sanitario y, por tanto, la salud y la vida de millones de personas en el Estado. El acceso a una atención sanitaria es un derecho humano que no debe desaparecer y hay que defender.