Etiquetas: Agresiones

Sultana-Jaya_EDIIMA20180908_0483_19

IUC condena la tortura de la policía marroquí a Sultana Jaya

Sultana Jaya, activista saharaui, fue agredida por la policía marroquí durante las protestas pacíficas por el expolio de los recursos naturales del Sáhara en El Aaiún

Santa Cruz de Tenerife a 10-09-2018. Desde el pasado martes, varias protestas pacíficas se han llevado a cabo en el Aaiún por el expolio de los recursos naturales del Sáhara por parte del régimen marroquí ante la visita de la comisión europea. El jueves, Sultana Jaya aparecía inconsciente una vez fueron disueltas las protestas.

El régimen marroquí continúa, de esta manera, maltratando al pueblo saharaui ante la mirada de la comisión europea. No sólo han ocupado los territorios de un pueblo, sino que además golpea, tortura y asesina a ciudadanos y ciudadanas libres que luchan por la autodeterminación y la recuperación de sus recursos desde hace décadas.

Sultana Jaya aterrizará en Las Palmas después de haber recibido golpes en el tórax, provocando daños en el hígado, encharcamiento en los pulmones, una hemorragia interna que afecta la superficie del corazón y varias costillas fracturadas.

La formación de izquierdas traslada a la comunidad saharaui todo su apoyo ante estos hechos tan deleznables y desea la pronta recuperación de la joven activista que ha sufrido un intento de asesinato por parte de Marruecos.




IpH-IUC propone la creación de “puntos violetas” en las fiestas herreñas

El movimiento de izquierdas defiende que los Ayuntamientos herreños creen puntos de información y atención a las víctimas de agresiones sexuales en las fiestas

Iniciativa por El Hierro-Izquierda Unida Canaria propone que los Ayuntamientos herreños instalen “puntos violetas” para la información y atención a las víctimas de agresiones sexuales que se puedan producir en las fiestas de la isla, una iniciativa que ya han adoptado numerosos ayuntamientos e incluso festivales y que permite aumentar la seguridad frente a posibles ataques machistas.

El movimiento de izquierdas recuerda que estos puntos informativos deben estar gestionados por personas que previamente han recibido formación en atención y prevención de la violencia sexual, además de que deben coordinarse con las fuerzas de seguridad, a cuyos agentes se les deben impartir unos cursillos especializados, pudiendo encontrar en esos puntos todo tipo de folletos o tarjetas para llevar en el bolsillo, con los servicios dispuestos para denunciar agresiones sexuales o para recibir, en caso necesario, atención psicológica o jurídica.

Para IpH-IUC esta es una medida que contribuye a que todas las personas se sientan seguras en cualquier espacio, particularmente en las fiestas, desarrollándose además protocolos de actuación que permitan una intervención rápida en un espacio en el que la aglomeración de gente y el alcohol pueden servir como excusa a las agresiones.

El movimiento de izquierdas considera que las instituciones herreñas deben demostrar que su compromiso contra las agresiones machistas va más allá de los actos puntuales e institucionales, articulando medidas que permitan hacer frente a las mismas, siendo el impulso de estos puntos violetas, surgidos inicialmente de la autoorganización de las mujeres, una muestra real que se busca una respuesta activa a cualquier tipo de agresión.




Militantes agredidos de la UJCE en Canarias

IUC y PCC consideran que El Gobierno del Estado ampara la violencia

Izquierda Unida Canaria y el Partido Comunista de Canarias consideran que la respuesta del Gobierno de España en torno a las agresiones a jóvenes en la ULL durante la visita real es una legitimación de la violencia desproporcionada

 

Santa Cruz de Tenerife a 4-07-2017. La visita de los monarcas a Canarias no pasó desapercibida en ningún momento, y mucho menos en Tenerife. El pasado 25 de abril un grupo de estudiantes de la ULL fue desalojado violentamente de la Facultad de Física y Matemáticas, donde otras muchas personas intentaron pacíficamente mostrar su rechazo a esta desfasada institución.

Ocho jóvenes, algunos militantes de las Juventudes Comunistas, realizaban un encierro pacífico en una de las aulas. Su acto de repulsa al sistema monárquico y corrupto de nuestro país transcurrió sin complicaciones hasta que, una vez finalizado el acto, irrumpieron en el aula hasta diez supuestos agentes y sacaron a rastras e incluso agarrando del cuello a las personas allí concentradas. Estos hechos fueron denunciados inmediatamente en las dependencias policiales y a día hoy el auto del juez estima parcialmente los hechos, ordenando la reapertura del caso y por tanto, archivando el sobreseimiento de la causa.

Sin embargo, planteado este suceso en el Congreso de los Diputados mediante una pregunta realizada por la diputada de Izquierda Unida, Eva García Sempere, contestan que “en ningún momento hubo agresiones contra estudiantes en el citado día y lugar, sino acompañamiento en su conducción realizado por funcionarios policiales de paisano adscritos a la Comisaría Provincial de la Policía Nacional de Santa Cruz de Tenerife, hacia el exterior del edificio, siendo posteriormente identificados por funcionarios policiales uniformados, igualmente adscritos a la citada Comisaría Provincial”.

El gobierno ampara así la violencia ejercida contra este pequeño grupo de estudiantes que se concentraban pacíficamente, algo que Miguel Ángel Pérez, secretario del Partido Comunista de Canarias (PCC) considera “un acto de represión propio de un régimen caduco y corrupto que pretende acallar la legítima protesta a base de golpes”. Por su parte, Ramón Trujillo, coordinador nacional de IUC, manifiesta su “absoluto rechazo a la respuesta del gobierno a la pregunta formulada por Izquierda Unida, de unos hechos que recordamos, están grabados y las imágenes son claras. Confío en que la apertura de nuevo del proceso judicial esclarezca los hechos y depure las responsabilidades que el Gobierno se niega a investigar”.