– IUC participó ayer en el encuentro organizado por la Coordinadora Sindical de apoyo al pueblo Saharaui (COSCAPS) y al que asistieron organizaciones sociales y políticas en la isla de Gran Canaria

– El Congreso de los Diputados a su vez ha contestado las preguntas formuladas por IUC a través de la diputada Eva García Sempere sobre la extracción de arena del Sáhara

Las Palmas de Gran Canaria a 28-07-2017. Durante el día de ayer, diferentes organizaciones sociales y políticas se unieron al encuentro convocado por la Coordinadora Sindical de Apoyo al Pueblo Saharaui (COSCAPS) para exigir mediante la lectura de un manifiesto la anulación de las condenas a los activistas saharauis y su libertad inmediata, así como la libertad de todos los presos políticos saharauis detenidos y encarcelados ilegalmente  a lo largo de los 42 años de ocupación del territorio Saharaui.

Dicho manifiesto recuerda “que el juicio y la sentencia ejercitada por la potencia invasora marroquí se ha ejercitado y celebrado bajo el mandato de la ONU en el Sahara Occidental, han sido posibles debido a  la “dejadez” de la Minurso (misión de la ONU para el Sahara Occidental) incumpliendo su mandato en las zonas ocupadas”.

El pueblo saharaui, que ha sufrido durante décadas la ocupación de su tierra mediante la violencia y ha sido despojado de sus bienes, ha visto además cómo la arena de su territorio ha sido expoliada por países como España para la regeneración de sus costas y playas. Ante esta situación, IUC a través de la diputada Eva García Sempere, preguntó por la cuantía económica del patrocinio de las distintas empresas asistentes al Congreso Nacional de la Asociación Técnica de Puertos y Costas (ATPYC) el pasado octubre, por las garantías de que la arena obtenida en los territorios ocupados del Sáhara Occidental no ha sido expoliada y si esta práctica de reposición en nuestras costas se sostiene económica y medioambientalmente.

Las respuestas, que se han dilatado muchísimo en el tiempo dejando entrever el poco interés del Gobierno en la causa Saharaui y su afán capitalista, podrían considerarse inexactas, poco concretas y poco relacionadas con lo cuestionado. El Gobierno afirma que “dichas actuaciones se realizan con todas las precauciones ambientales establecidas en la legislación”, pero en ningún momento menciona el impacto ambiental que pudiera darse tanto en el territorio saharahui como en nuestras propias costas. Para la formación de izquierdas resulta realmente cínico además que se resalta que  se cumple “escrupulosamente con la legislación vigente” sin mencionar en ningún momento cuál de todas las legislaciones vigentes según la materia.

Por este motivo, Izquierda Unida Canaria estará presente también en Tenerife mañana sábado 29 de julio en un encuentro con representantes saharauis, incluido el representante con la MINURSO, para seguir trabajando y luchando por un Sáhara libre.