El pasado lunes, 17 de julio, Izquierda Unida Canaria  mantuvo en su sede insular de Tenerife un encuentro-entrevista con Laura Puga, sobrina-nieta de Manuel Vázquez Moro, el último Gobernador Civil republicano de la provincia de Santa Cruz de Tenerife. Laura Puga es Profesora de Geografía en la Universidad de Buenos Aires (Argentina). Miembro de la Agrupación Política Federico García Lorca, de Buenos Aires, conocida como “La Lorca”, que entre otras actividades, abandera las reivindicaciones de los descendientes de los republicanos españoles que se exiliaron en Argentina.

Laura Puga 1Laura Puga comienza diciendo que “Manuel Vázquez Moro fue Gobernador Civil desde el 5 de marzo hasta el 18 de julio de 1936, día en que fue detenido. Posteriormente, vino el Consejo de Guerra (Sumario 50/1936), donde junto al Secretario del Gobierno Civil, Isidro Navarro López, y otras personas, fue condenado a muerte bajo la acusación de “Delito consumado de rebelión militar”. El proceso fue anulado y posteriormente reanudado el 7 de octubre de 1936, donde se confirmaron las penas de muerte”.

Manuel Vázquez Moro, después de ser fusilado, fue arrojado a una fosa común del Cementerio de Santa Lastenia

Fue fusilado el 13 de octubre, a la 6 de la mañana, en el Barranco del Hierro. En el acta de defunción consta que la muerte se produjo por “Hemorragia interna”. “Mi tío-abuelo fue arrojado en una fosa común del Cementerio de Santa Lastenia, donde aún permanecen sus restos. Su esposa, Teresa Tamayo, nunca recibió ningún tipo de indemnización económica  ni un reconocimiento oficial de ninguno de los gobiernos de España una vez recuperada la Democracia”.

Sobre la polémica en la aplicación de la Ley de Memoria Histórica, afirma que “es una obligación del Estado Español atender las demandas de los familiares de los represaliados por el Franquismo. Hay que hablar de crímenes de Estado, de terrorismo de Estado. En definitiva, de crímenes de lesa humanidad, de atentados contra los Derechos Humanos. El 18 de julio de 1936 se produjo un golpe de estado fascista contra un gobierno legítimo y ninguno de sus responsables han sido juzgados. Las actuales autoridades españolas nunca reconocerán ni repararán a las víctimas de la Dictadura Franquista porque son sus sucesores, porque son parte del Franquismo sociológico aún existente en España”.

En España existe un Franquismo sociológico, heredero directo de la dictadura

Considera que debería derogarse la Ley de Amnistía de 1977 para juzgar a los responsables de la dictadura que aún viven. Así se hizo con la Ley de Punto Final en Argentina, para juzgar a los miembros de las Juntas Militares de 1976 a 1983.

imagenGaleria_img_int04_796

En relación a los casos de “niños robados” en  España, comenta que “en juzgados argentinos se está investigando la desaparición y entrega en adopción de menores, donde está comprobada la connivencia de instituciones religiosas. En Argentina ocurrió lo mismo y las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo han desarrollado una gran lucha de más de cuarenta años”.

Tras dos horas de interesantísima conversación, cierra afirmando que “el Estado Español tiene la obligación legal y moral de reconocer e impulsar el desarrollo de la Ley de Memoria Histórica y la defensa de los Derechos Humanos”.

Laura Puga regresa a Las Palmas, donde permaneció su abuela ya que nunca quiso exiliarse, y volverá a Argentina para seguir trabajando con la Lorca mientras mantiene en la memoria los sucesos familiares que les condenaron al exilio y a la ruptura familiar. Desde aquí, apoyaremos, colaboraremos y haremos todo lo posible para que Manuel Vázquez Moro no sea olvidado, para que sea exhumado de la fosa en la que yace en Santa Lastenia y para que la memoria de todas las que perecieron en la dictadura continúe viva.

 

Si quieres escuchar la entrevista completa, pincha en este enlace:  Entrevista completa con Laura Puga