Etiquetas: Movimiento Feminista

movimiento feminista

Las violencias machistas no se combaten con Medallas de Oro de Canarias

El Gobierno de Canarias ha decidido entregar este año la Medalla de Oro de Canarias al movimiento feminista, que ha rechazado tal distinción y no ha recogido el galardón

 

Santa Cruz de Tenerife a 21-05-2018. El pasado 8 de marzo, las convocatorias del movimiento feminista en todo el mundo movilizaron a millones de personas, la mayoría mujeres. En Canarias, el éxito fue rotundo, llenando todas las calles del área metropolitana de ambas islas capitalinas desde primeras horas de la mañana.

Dos meses después, el Gobierno de Canarias pretende otorgar la Medalla de Oro de Canarias al movimiento feminista con un claro afán electoralista y posiblemente para acallar esas miles de voces que el 8 de marzo también señalaban la violencia institucional que se ejerce sobre las mujeres.

Es además curioso que por un lado quieran “premiar” al movimiento feminista por su lucha mientras cargos públicos del mismo color político que el Gobierno de Canarias, particularmente Carlos Alonso, Presidente del Cabildo de Tenerife, realizan declaraciones públicas en redes sociales contra los movimientos sociales que recientemente han tomado las calles exigiendo pensiones dignas o una sanidad pública, gratuita y de calidad, en las que por cierto, el movimiento feminista ha estado muy presente.

El Gobierno de Canarias, con esta intención, demuestra su ignorancia y su machismo institucional pretendiendo otorgar una condecoración a un movimiento que “no tiene rostro”, pues representa a la mitad de la población mundial, mujeres diversas que no quieren medallas ni distinciones, sino políticas adecuadas para erradicar la lacra de las violencias machistas.




movimiento feminista 7N

IUC apoyará las movilizaciones contra los PGE

El Gobierno de Mariano Rajoy no ha cumplido con lo establecido en el Pacto Estatal contra las Violencias Machistas no aplicando ninguna de las 200 medidas ni presupuestando los 200 millones anuales prometidos

Santa Cruz de Tenerife a 14-05-2018. El movimiento feminista en las diferentes islas convoca para este miércoles 16 concentraciones contra la aprobación de unos PGE que ignoran conscientemente, una vez más, la lacra de las violencias machistas en España.

Ya entonces, la responsable parlamentaria de Igualdad de IU, Isabel Salud, avisaba que “las medidas aprobadas no iban acompañadas de un calendario para su puesta en marcha y ejecución. Carecían de compromisos concretos sobre sus fechas óptimas y máximas de cumplimiento. Así resulta imposible evaluar su cumplimiento, lo que convierte el acuerdo en una mera lista de propuestas, algunas relativas a la simple ejecución de lo ya recogido en la ley de 2004 o lo recogido en el informe sobre la trata de mujeres y niñas con fines de exploración sexual aprobado en 2015”.

La diputada de IU, Eva García Sempere, afirma que “el gobierno acumula los incumplimientos en materia de lucha contra la violencia de género. Además de, después de un año, no haber puesto aún en marcha ninguna de las más de 200 medidas aprobadas en el Pacto Estatal, alguna de las cuales solo requieren voluntad política, también encontramos incumplimientos a nivel presupuestario: de los 200 millones anuales prometidos en el pacto solo aparecen reflejados 80. Tampoco aparecen como finalistas, condición que consideramos indispensable para garantizar que se destinan verdaderamente al objetivo previsto. Por un parte, como grupo hemos recogido en enmiendas que se presupuesten los 120 millones que faltan, aunque por otra parte seguiremos luchando y llevando iniciativas para que los PGE recojan mucha más partida”.

Una vez más, el Gobierno de España ignora las demandas del movimiento feminista y a las miles de mujeres víctimas de la violencia machista. En Canarias, según el pasado ejercicio, se registró una tasa de 83,49 casos por cada 10.000 mujeres, la cuarta más alta de todo el país. Sin embargo, parece que esto no es un problema lo suficientemente grave para NC o CC, que darán el “sí” a unos presupuestos que dejan desamparadas a las víctimas de violencia machista. O peor, un “sí” como el de Ciudadanos, que afirmaba en su campaña que la violencia machista no existe.