Etiquetas: Parlamento de Canarias

IUC pide una reforma electoral de verdad en Madrid

Ramón Trujillo Morales, coordinador de IUC

Ramón Trujillo Morales, coordinador de IUC

Ramón Trujillo, coordinador de Izquierda Unida Canaria (IUC), denuncia que los representantes del 18,15% de la ciudadanía en el Parlamento de Canarias, hayan ganado a quienes representan al 81,8% y bloqueen la democratización de Canarias. El coordinador de IUC afirma que es “un esperpento que la minoría absoluta gane a la mayoría absoluta” y que, por lo tanto, los partidos democráticos “deben acabar con el autoritarismo en el Archipiélago a través de la reforma del Estatuto de Canarias en Madrid. Deben hacer una reforma de verdad”.

Trujillo afirma que en Canarias hay un sistema autoritario moderado, con elecciones que falsifican la voluntad popular. En ningún lugar del mundo, añade el portavoz progresista, “la tercera fuerza política en votos es la primera en escaños, salvo en Canarias”. Al pueblo canario se le ha prohibido proponer un cambio de la ley electoral a través de una iniciativa legislativa popular y, para impedir un cambio de la legislación electoral, basta con que quienes representan al 18% de los votantes se opongan. El Parlamento de Canarias ha impuesto una minoría de edad permanente al pueblo canario, que ha consistido en decidir qué minoría decide sobre la mayoría, sin haber consultado jamás al pueblo sobre cómo debe ser su sistema de representación.

Trujillo considera que PP, PSOE, NC, Ciudadanos y Unidos Podemos deben imponer una reforma electoral realmente democrática para Canarias y superar la muy insuficiente reforma que han consensuado en Canarias. Para el coordinador de IUC el problema está en el PSOE y en el PP, que han asumido que Canarias no puede tener un sistema electoral realmente democrático y sólo están dispuestos a pequeñas reformas que no hagan peligrar el cupo de sobrerrepresentación que les da la legislación electoral canaria.

El portavoz de IUC denuncia que “uno de los mayores problemas del Archipiélago es que Coalición Canaria no sea un partido democrático, sino una organización basada en la legalización de un fraude electoral. Está demostrado que los sistemas electorales que más tergiversan el valor del voto favorecen mayores niveles de desigualdad y menores avances sociales que los sistemas proporcionales. Una de las razones por las que Canarias está a la cola de la España social es nuestro sistema electoral”.

 




121023_tfe_pleno_parla_14.jpg

El Gobierno de Canarias distingue entre ciudadanos de primera y de segunda

 El pleno del Gobierno de Canarias se ha suspendido por una presunta alerta de fenómenos meteorológicos adversos

Santa Cruz de Tenerife a 29-01-2018. La ciudadanía canaria ha visto con estupefacción cómo el Gobierno de Canarias ha decidido suspender el pleno de este lunes, en el que se debatiría la Ley de Memoria Histórica, por fenómenos meteorológicos adversos tras haber publicado en sus redes la noche anterior la continuidad de las clases a pesar del temporal que se ha establecido en las islas.

Parece ser que para el equipo de Clavijo las clases populares no corren ningún riesgo ante según qué fenómeno adverso mientras su clase privilegiada política sí podría verse perjudicada. De esta manera, mientras el alumnado de las islas debe acudir a su cita educativa diaria con escasos recursos, y los trabajadores en general a sus puestos correspondientes ya sean en despachos o en carreteras, la clase política de Coalición Canaria se permite el lujo de suspender un pleno incómodo usando de excusa el mal tiempo.

La formación de izquierdas denuncia la negligencia política del gobierno canario, pues si la alerta da pie a suspender un pleno en el Parlamento de Canarias, deben tomarse medidas de prevención para el resto de la ciudadanía en igualdad de condiciones. De no tomarse, parecería que el gobierno simplemente ha rechazado realizar hoy el pleno por falta de interés en el orden del día y eso es una falta grave a la democracia.

 




IUC ve la legislatura de Clavijo como “dolorosamente normal”

Izquierda Unida Canaria considera que la legislatura de Clavijo supone un continuismo en la línea política de Coalición Canaria

 

consejo-ramon-300x300

Ramón Trujillo Morales, coordinador de IUC

Santa Cruz de Tenerife a 22-03-2017. Ramón Trujillo, coordinador de Izquierda Unida Canaria (IUC), afirma que el debate sobre el estado de la nacionalidad canaria muestra “la alergia de Coalición Canaria a la rendición de cuentas con sus propuestas para futuras legislaturas, por una parte, y sus críticas a su ex socio de gobierno, por otra, como si la responsabilidad en un gobierno de coalición no fuera colegiada”.

Trujillo considera que la legislatura de Clavijo es “dolorosamente normal” y que “su hazaña más destacable es  haber destinado gran parte del dinero del Fdcan a las circunscripciones con voto de pata negra, anhelando la repetición del milagro de ser primera fuerza en escaños, mientras es tercera fuerza en votos”.

El portavoz regional de IUC señala que “la segunda hazaña de Clavijo es una Ley del Suelo que renuncia a una política territorial a escala del Archipiélago, incentiva la ocupación urbanística de más territorio, desincentiva la renovación del sector turístico y trata de revivir el desarrollismo a base de cemento que ha caracterizado a las comunidades  autónomas con mayores niveles de desempleo”.

IUC considera inaceptable que la mayor parte de los fondos del Fdcan no se hayan destinado a Sanidad y gasto social y que, además, Clavijo haya renunciado a ingresar 21 millones de euros, al rebajar la fiscalidad de los perfumes, y que, asimismo, decenas de millones de euros no se recauden por bonificar sucesiones y donaciones a los adinerados. Tampoco ha implantado la tasa turística, que ha sido exitosa en otros destinos para incrementar recursos de recualificación de la oferta y de creación de empleo.

IUC ve lamentable que Clavijo comparezca en el Parlamento con propuestas fiscales, de empleo y sanitarias indefinidas y para aplicarlas en legislaturas futuras. También es preocupante que no haya una autocrítica sobre una estrategia de bilingüismo, que genera agrupaciones clasistas en determinados centros, y que, de acuerdo con estudios efectuados en otras comunidades autónomas, daña los aprendizajes realizados en lenguas que el alumnado no domina.