Casi la mitad de los compromisos presupuestarios con Canarias no se han utilizado y de esos solo se destinarían a Tenerife directamente el 5,4%.

Santa Cruz de Tenerife a 08-05-2018. En la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado del año pasado se incluyó, fruto del acuerdo entre Nueva Canarias y el Partido Popular, unas compensaciones a Canarias por valor de casi 167 millones de euros. Finalizado el año y según datos de la Intervención General del Estado (IGAE), el Gobierno Autonómico apenas invirtió la mitad de ese capital.

Es destacable que no se hayan utilizado todos los recursos para el Plan de Empleo de Canarias, de los cuales solo se invirtieron unos 24 millones de euros aproximadamente de los 42 presupuestados inicialmente. Además, en el reparto de asignaciones en el cómputo global, la isla de Tenerife solo tenga una asignación directa del 5,4%.

La organización de izquierdas considera lamentable que con los datos de empleo que se barajan todavía, una década después de que empezara la crisis, utilicen los fondos sociales como elementos de chantajes entre un Gobierno y otro y no se pongan de acuerdo para desbloquear toda la asignación que corresponde. A su vez, cree atroz el baile de cifras con el que enredan para no hacer evidente la realidad social que atraviesa la sociedad en los estratos sociales más afectados por la situación económica.

Según los últimos datos del OBECAN al finalizar el mes de abril, en Tenerife hay más de 90 mil personas que se encuentran en situación de desempleo, siendo el 56,3% de esas personas mujeres, porcentaje que se incrementa mucho más en el rango de edad comprendido entre los 35 y 49 años, eje central de la actividad productiva de una persona lo que sanciona a no llegar a cotizar lo exigible para garantizar una pensión digna al finalizar su vida laboral. No se puede permitir, que la realidad profesional en la isla se limite al sector servicios, que ya es un claro de ejemplo de precariedad absoluta, donde una persona trabajadora se encuentra a la vez en situación de exclusión social, con empleos basura temporales y que muchas veces no llegan ni a la media jornada, a lo que si le sumamos que los horarios acostumbran a ser rotativos, imposibilitan a compaginarlos con otra actividad, usurpando todo el tiempo posible de conciliación social y laboral.

Se requiere por todo ello, desde Izquierda Unida Canaria en Tenerife que desde el Cabildo se inste al Gobierno de Canarias a que deje de jugar con la vida de la clase trabajadora, ya que eso es lo que supone dejar en el cajón la mitad de la asignación que le corresponde a las islas en el Plan de Empleo y con la misma le inste a que se deje de ataques que no llevan a nada entre las diferentes fuerzas políticas y se unan para sacar adelante los acuerdos presupuestarios que tenían como último destino a la sociedad canaria.