El trabajo conjunto entre la Plataforma contra el Puerto de Granadilla, colectivos y demás agentes políticos de la izquierda alternativa de Canarias logra que se paralice el plan para la regasificadora de Granadilla

 

Santa Cruz de Tenerife a 13-10-2017. La Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC) ha dedicido negar la autorización a Enagás, a través de su sociedad Gascan, para llevar a cabo la regasificadora de Granadilla.

Tal como señala el informe de la CNMC, se puede dar el caso de que el documento de Planificación de los Sectores de Electricidad y Gas con su debida previsión de demanda, las características del mercado y la viabilidad de las inversiones a realizar se encuentre hoy por hoy desfasado debido al largo periodo de tiempo transcurrido. Además, “el Proyecto está incompleto al no estar diseñado en su actual configuración para prestar algunos de los servicios previstos en el Anexo del Real Decreto 984/2015″.

Ya en octubre de 2015, Izquierda Unida Canaria advertía de la inviabilidad en las alegaciones trabajadas con la Plataforma Contra el Puerto de Granadilla, en las que se destacaba que “no se cumplía la distancia mínima de 2.000 metros entre la futura instalación de la regasificadora y las zonas habitadas más cercanas” y además se señalaban “deficiencias importantes en el estudio de seguridad, que no aporta datos ni información concreta de los efectos de los posibles accidentes de la planta regasificadora”.

El Gobierno de Canarias tiene ahora una oportunidad estupenda para cumplir con una de sus mayores promesas a la ciudadanía canaria, que no es otra que la invertir en energías renovables. Canarias es un enclave perfecto e idóneo para ser pionera en energías limpias, así que IUC emplaza al gobierno regional para que empiece a trabajar en serio por el medio ambiente e invierta en renovables.