La eurodiputada Ángela Vallina ha preguntado a la Comisión Europea por el dictamen motivado a las autoridades españolas para actuar en los planes de gestión de residuos de varias comunidades autónomas, entre ellas las Islas Canarias

 

Vallina_640_330-640x330Santa Cruz de Tenerife a 18-07-2017. Tras conocerse a través de diversos medios de comunicación la noticia de que una vez más España será sancionada por sus continuas irregularidades con las normativas de medio ambiente, y más concretamente, por la pasividad crónica del Gobierno de Canarias al no disponer de un Plan de Residuos, Izquierda Unida Canaria se ha movilizado para investigar lo acontecido y denunciar una vez más la mala gestión política del gobierno de Clavijo y predecesores.

Así pues, se ha notificado a Izquierda Unida en Europa lo sucedido y se ha denunciado por escrito, mediante la eurodiputada Ángela Vallina, el incumplimiento de la Directiva 2008/98/CE sobre los residuos. Ante la opacidad del asunto y la desinformación, la eurodiputada ha preguntado a la Comisión Europea “por las explicaciones dadas hasta ahora por parte del Gobierno de Canarias a la Comisión y cuáles serán las sanciones que se aplicarán al Estado español”.

Mientras tanto, Izquierda Unida Canaria ha procedido a presentar en el Gobierno de Canarias un escrito dirigido a la Viceconsejera de Medio Ambiente, Blanca Delia Pérez Delgado solicitando un informe sobre las sanciones a España por el problema de residuos de las Islas Canarias, un censo de los diferentes vertederos ilegales, conocer el borrador de Plan de Residuos y sobre todo, saber por qué el Gobierno de Canarias a día de hoy ha sido incapaz de poner solución a esta problemática.

No es la primera sanción que recibe España por parte de la Unión Europea por causas medioambientales en Canarias, sin ir más lejos, el problema de las aguas residuales en diferentes zonas de Tenerife son otro motivo de sanción por el que aún no se ha hecho nada desde las instituciones competentes. Esto demuestra una vez más, que quienes gobiernan no tienen capacidad gestora alguna y no sólo no les preocupa la salud de la ciudadanía, sino el medio natural de Canarias.